Nosotros salimos, nos mojamos, nos embarramos y nos maravillamos con lo que vemos.
Por este medio compartimos nuestras vivencias para que ustedes conozcan, porque " Solo preserva quién conoce"


Muchas especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción en todo el Planeta, debido a la reducción de sus habitats y al tráfico y tenencia como mascotas.
No las captures disfruta de observarlas en libertad, cuida, preserva, respeta la naturaleza, planta un árbol.
Tus hijos te lo agradecerán.

25/8/2011

Juan chiviro (Rufous-browed peppershirke) Cyclarhis gujanensis

Ahora si puedo decir que tengo una foto del Juan chiviro, me costó casi una hora de seguimiento adentro del monte para poder acercarme y tenerlo mas o menos cerca.
En esta foto gracias a que lo fotografié de perfil se alcanza a ver perfectamente la forma del pico del Juan chiviro, parece el pico de un loro.
Es un pájaro muy pasivo, cuando está posado no se mueve para nada, lo que dificulta poder ubicarlo, pero cuando cambia de posadero lo podemos seguir durante el vuelo y ubicar su nueva percha, y después de estar casi 40 minutos mirando para arriba y ya con el cuello duro podemos decir que es muy frustrante no poder verlo a pesar de estar a no mas de 10 metros nuestro.
Dueño del paisaje entero como dice su leyenda, su canto se destaca por sobre las otras aves.



Para cerrar esta entrada les dejo la Leyenda del Juan chiviro.

Dicen que él era un mocito
de los pagos entrerrianos,
cerquita de Federal
tenía el rancho aquél paisano.

Buen cantor y guitarrero
y por todos muy querido,
se callaba hasta el silencio
si cantaba Juan Chiviro.

En cada fiesta del pago
él era bien recibido,
la fiesta no era completa
si faltaba Juan Chiviro.

Y un domingo en una yerra
se pelearon dos hermanos
y Juanchito, buen amigo
se metió pa’ separarlos;

pero con tan mala suerte
que un puntazo le abrió el pecho
y abraza’o a su guitarra
se quedó mirando lejos.

Lo lloró la paisanada,
gimió el pago dolorido,
pues faltaba en el paisaje
el canto de Juan Chiviro.

Y cuentan que al poco tiempo
hubo en el monte un revuelo,
desgranaba un pajarito
sus primeros bordoneos.

Inundaba a la mañana
aquél alegre silbido,
en su canto repetía:
Juan Chiviro… Juan Chiviro…

Comprendieron los paisanos
que era el joven que volvía,
en el gaucho pajarito
que cantaba con baquía.

Desde entonces en mi tierra
lo llamamos: guitarrero,
payador, el Juan Chiviro
dueño del paisaje entero;

de chaquetita marrón
y un pañuelito en el cuello,
se recata la mañana
para escuchar su concierto.

Se presenta muy atento
con su nombre y apellido,
va diciendo su silbido:
Juan Chiviro… Juan Chiviro…




Gracias Tino una vez mas!!!!!!!




1 comentario:

Tino dijo...

Al contrario Marcelo, es una satisfacción. Un abrazo