Nosotros salimos, nos mojamos, nos embarramos y nos maravillamos con lo que vemos.
Por este medio compartimos nuestras vivencias para que ustedes conozcan, porque " Solo preserva quién conoce"


Muchas especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción en todo el Planeta, debido a la reducción de sus habitats y al tráfico y tenencia como mascotas.
No las captures disfruta de observarlas en libertad, cuida, preserva, respeta la naturaleza, planta un árbol.
Tus hijos te lo agradecerán.

6 oct. 2015

Zorzal patagónico (Austral Thrush) Turdus falcklandii

El Zorzal patagónico tiene una longitud de 260 mm. Sexos iguales. Pico y párpados amarillos; iris pardo; partes superiores de la cabeza, lorum, región orbital y auricular, pardo negruzco; cuello, por detrás, y dorso, pardo ocráceo oscuro; lomo y rabadilla, pardo grisáceo; timoneras pardo negruzco. Barbilla y garganta blancas con estrías negras; cuello, por delante, pecho y flancos, ocráceo pardusco; vientre ocráceo; subcaudales pardo grisáceo con estrías y margen de las plumas de color ocráceo blanquecino. Cobertoras alares, como el dorso; remiges terciarias y secundarias pardo negruzco con márgenes pardo ocráceo; primarias pardo negruzco. Patas amarillas.

Zorzal patagónico (Austral Thrush) Turdus falcklandii

Tiene un peso promedio de 105 g. Los jóvenes son parecidos a los adultos, pero no tienen la capucha tan oscura, las partes ventrales están abundantemente manchadas de negruzco y el dorso y las cobertoras alares tienen manchas ocráceo amarillento. Habita en bosques, campos arbolados y arbustivos; es muy común y se lo puede observar tanto en el suelo como posado sobre árboles y arbustos o cuando captura insectos y lombrices en el suelo. Se lo ve detenerse después de una corta carrerita y quedar muy quieto con la cabeza inclinada hacia un costado, como prestando más atención con los oídos que con la vista, para luego abalanzarse sobre el suelo y extraer en forma casi infalible alguna lombriz.

Zorzal patagónico (Austral Thrush) Turdus falcklandii

Es también muy importante la cantidad de frutas que consume; en la patagonia, la época de maduración de algunas plantas frutales coincide con la crianza de los pichones y, por esta razón, al tener al alcance un alimento de tan fácil obtención, produce algunos daños en las plantaciones.

Zorzal patagónico (Austral Thrush) Turdus falcklandii

Canta generalmente posado en la punta de algún árbol. Emite su canto, musical y agradable, muy temprano, al alba, o a la hora del crepúsculo; también emite otras voces de comunicación y otra de alerta.

Zorzal patagónico (Austral Thrush) Turdus falcklandii

Nidifica a baja altura entre la vegetación y el nido tiene forma de taza; pone hasta 3 huevos de color verde grisáceo con máculas rojizas. En ocasiones se pueden observar ejemplares con el pico muy largo, debido a deformaciones producidas, probablemente, por algún hongo.

Zorzal patagónico (Austral Thrush) Turdus falcklandii

Su distribución abarca toda la Patagonia; es muy común en la zona de los bosques subantárticos y áreas aledañas y más escaso hacia el Este. En el continente, está presente la raza Turdus falcklandii magellanicus y, en las islas Malvinas, la raza Turdus falcklandii falcklandii, endémica del archipiélago.

Cita: Manual ilustrado de las Aves de la Patagonia/www.birdingpatagonia.com
Fotografias obtenidas por Luis Krause durante el Mes de Junio pasado en la Provincia de Neuquén.

Zorzal patagónico (Austral Thrush) Turdus falcklandii

Mapa de distribución en América del Sur
© 2007 NatureServe, 1101 Wilson Boulevard, 15th Floor, Arlington Virginia 22209, U.S.A. All Rights Reserved. Each document delivered from this server or web site may contain other proprietary notices and copyright information relating to that document. The following citation should be used in any published materials which reference the web site
InfoNatura: Animals and Ecosystems of Latin America [web application]. 2007. Version 5.0 . Arlington, Virginia (USA): NatureServe. Available: http://www.natureserve.org/infonatura. (Accessed: January 15, 2015 ).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada