Muchas especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción en todo el Planeta, debido a la reducción de sus habitats y al tráfico y tenencia como mascotas.
No las captures disfruta de observarlas en libertad, cuida, preserva, respeta la naturaleza, planta un árbol.
Tus hijos te lo agradecerán.

27 oct. 2012

Un Tiránido comiendo peces

Últimamente a los integrantes del Grupo Aves del NEA, "la vida nos lleva al galope sin montura"... Lo cierto es que hacerse de un tiempito para disfrutar de nuestro hobby es cada vez más complicado, por lo tanto ante la más mínima posibilidad me escapé del bullicio rumbo al arroyo más cercano, que en esta oportunidad fue uno situado en la Localidad de Santa Rita llamado Arroyo Chancay. Apenas descendí del auto el ruido del arroyo y el canto de un Surucuá me hicieron sentir en mi elemento, la terapia había comenzado...
Recorrí un poco el lugar simplemente disfrutando del entorno, sin prestar demasiada atención en nada pero conectándome con todo, es una sensación muy relajante, luego me senté en una planchada de piedras que queda en el medio del arroyo y solo dejé pasar el tiempo; de pronto un Benteveo se posa a escasos metros de donde estaba, el también parecía buscar algo, pero a diferencia de mi que estaba en busca de paz, el buscaba alimento, y me dediqué a contemplarlo y de vez en cuando le tomaba alguna foto, eso era casi secundario para mi en ese momento. La verdad es que cuando más observo y conozco a esta especie más admiración me genera, por su adaptabilidad a distintos ambientes, es capaz de alimentarse de lagartijas, peces, frutos, residuos humanos, etc, etc.
Habría sido este un excelente ejemplo para Charles Darwin... En esta oportunidad se detenía observando el agua en su parte más torrentosa, luego bajaba a una piedra más cercana y finalmente se lanzaba a la corriente para salir indefectiblemente con una mojarrita, para luego posarse en una rama de un arbusto cercano, un par de certeros golpes a su presa contra la rama y luego la engullía, un par de minutos y comenzaba la operación nuevamente, y así conté cuatro veces, cuatro peces, un almuerzo respetable.
La verdad amigos que fue una experiencia indescriptible, fui un espectador de lujo de este comportamiento y que me dejó la paz que buscaba, además de una sensación de casi excitación y admiración por las cosas que la naturaleza nos regala a aquellos que nos dejamos maravillar por sus bellezas. Ojalá todos pudiéramos vivir este tipo de experiencias y admirarnos con ellas, ya que como lo dijera el Filósofo Chino Confucio, "Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla".-

Parece un Mirlo de agua o un Martín pescador acechando a su futura presa.


Desde arriba se observa mejor.

Golpeando a la mojarrita contra la rama para matarla y poder comerla.




Una postal del Arroyo Chancay.


Willy Genesini 27-10-12

1 comentario:

  1. Muy buena la secuencia del benteveo pescador. Este comportamiento es muy normal en la especie, en la laguna los veo posarse sobre los duraznillos para ver los pececitos que pasan debajo y atraparlos. Cuando era chico recuerdo que había atrapado con un copo algunas mojarras, las había puesto en esos frascos de mayonesa de vidrio de los de antes y arriba de una mesa en el patio. Sorpresa fue cuando vi desde la ventana a los benteveos pescar mis mojarras

    ResponderEliminar