Muchas especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción en todo el Planeta, debido a la reducción de sus habitats y al tráfico y tenencia como mascotas.
No las captures disfruta de observarlas en libertad, cuida, preserva, respeta la naturaleza, planta un árbol.
Tus hijos te lo agradecerán.

28 abr. 2014

Tapicurú (Green Ibis) Mesembrinibis cayennensis

En muchas ocasiones recibo comentarios en el blog, por correo electrónico o bien en los grupos de las redes sociales en los que comparto las entradas que se publican, acerca de la narración de las vivencias en tal o cual registro de un ave en particular; don Tito Narosky en su " Manual del observador de aves " se refiere a ello como la Bitácora de una jornada de observación de aves, y menciona como un consejo el "No dejar pasar nada por alto".
En una bitácora se detalla toda aquella información no ornitológica, la cual sirve en muchos casos para narrar anécdotas, sucesos, descripción de lugares etc. etc.
Comienzo hoy a presentar a esta nueva especie narrando las peripecias de esta salida en particular.
Habiendo llegado la noche del día Viernes 11 de Abril en la que el clima se mostraba amenazante por momentos con algunas lloviznas y/o chaparrones aislados, decido llamarlo a Willy por teléfono para decirle que el Sábado iba a poner el despertador a las 6 de la mañana y si el clima acompañaba salíamos hasta Candelaria. Luego de un placentero descanso, me desperté antes de la alarma tal vez para no despertar al resto de mi familia, o quizás por la propia ansiedad de salir a pajarear un rato. Una vez de pié observo el cielo desde la puerta del patio y al ver algunas estrellas antes de que amanezca puse a calentar la pava con agua para el mate y por mensaje de texto con Willy decidimos salir de Posadas. Una vez que estuvimos en el cruce de la 12 y la 204 giramos hacia la derecha por la Ruta Provincial 204 hacia el sector del puente nuevo sobre el Arroyo Garupá, llegamos al lugar en el mismo momento en el que la luz del día aseguraba buenos resultados fotográficos y una fuerte llovizna comenzó a mojar todo; nos tuvimos que sentar en el auto a esperar que el clima mejore. Por suerte mi rendidor termo mantuvo la temperatura del agua para poder disfrutar de unos buenos mates mientras hablábamos de bueyes perdidos con mi amigo.
Luego de casi una hora de espera, cuando el viento limpió un poco las nubes y dejó de lloviznar, nos dirigimos a pié hasta el puente siendo recibidos por algunas Urracas mientras observábamos como el Garupá corría torrentoso producto del agua que cayó durante el Viernes y la noche anterior. Cuando las Urracas se callaron me pareció escuchar el canto del Anó grande, al menos el barullo me resultó muy parecido, el barullo se repetía una y otra vez pero su autor no se asomaba, para suerte nuestra a la cuarta vez que escuché cantar a esta ave un Tapicurú apareció para nuestra sorpresa enfrente nuestro, sobrevoló el arroyo desde el sector de selva de la margen derecha hasta la margen izquierda para luego ser seguido por otro individuo los que permanecieron juntos perchando unos diez minutos en el árbol sobresaliente de la margen izquierda a unos 100 metros aguas abajo del puente.
Este es el primer individuo que pude fotografiar una vez que se posó, no pude obtener fotos en vuelo por errores de enfoque de mi lente, había poca luz y el Tapicurú no ofrecía mucho contraste con el follaje del fondo.
Hacía mucho tiempo que no recorríamos esta ruta, en este día en particular nos regaló un nuevo registro para el blog.



El Tapicurú, o Ibis verde, mide casi 60 centímetros de longitud, descripto en la guía como "Mas oído que visto" es de comportamiento arborícola; suele vérselo en sectores de aguas someras en horas del crepúsculo.
Es de color negro lustroso con algunas partes oliváceas, tiene largas plumas de color verde brillante en el dorso, las alas y la cola tienen brillo bronceado, el pico y la piel facial son de coloración verdosa al igual que las patas, estas son de corta longitud.
Habita ríos, arroyos y pantanos en selvas del Noreste de la Argentina.

La pareja perchando en la margen izquierda del Garupá


Una foto de Willy para finalizar esta entrada.


Mapa de distribución en América
© 2007 NatureServe, 1101 Wilson Boulevard, 15th Floor, Arlington Virginia 22209, U.S.A. All Rights Reserved. Each document delivered from this server or web site may contain other proprietary notices and copyright information relating to that document. The following citation should be used in any published materials which reference the web site
InfoNatura: Animals and Ecosystems of Latin America [web application]. 2007. Version 5.0 . Arlington, Virginia (USA): NatureServe. Available: http://www.natureserve.org/infonatura. (Accessed: April 28, 2014 ).




4 comentarios:

  1. genial esta presentación Marcelo!! pero a pesar del mapa esta especie ha sido vista en Corrientes, PN Mburucuyà e Iberá no queremos los correntinos quedar afuera jaja, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Angel por dejar tu comentario!!!!
    Lo de los mapas de distribución es una lotería, esto es lo mas actualizado que se encuentra (2007)
    Hay mucho bicho desactualizado según los mapas de Infonatura =(.
    Abrazo grande!!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encantó el relato! Me imagino allí en esos momentos y qué placer encontrarse con este ave. Por lo que relata Ángel, entonces me faltó ver al Tapicurú en PN Mburucuyá. Interesante aporte a la distribución.
    ¡buenísimo! Saludos :)

    ResponderEliminar
  4. Yo lo vi de casualidad Profe...mérito al habernos quedados quietos en el puente y esperar a que se muevan...son muy ariscos y ocultos.

    ResponderEliminar