Nosotros salimos, nos mojamos, nos embarramos y nos maravillamos con lo que vemos.
Por este medio compartimos nuestras vivencias para que ustedes conozcan, porque " Solo preserva quién conoce"


Muchas especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción en todo el Planeta, debido a la reducción de sus habitats y al tráfico y tenencia como mascotas.
No las captures disfruta de observarlas en libertad, cuida, preserva, respeta la naturaleza, planta un árbol.
Tus hijos te lo agradecerán.

21 mar. 2014

Yeruvá (Rufous-capped Motmot) Baryphthengus ruficapillus

Hoy les presento al Yeruvá, especie que tuvimos que buscarla durante mucho tiempo durante estos cuatro años en los cuales pudimos registrarla cerca de Posadas en la zona costera de Candelaria, debido a su esquivo comportamiento siempre la escuchábamos pero nunca podíamos observarla y por supuesto ni hablar de fotos.
Hablando un poco de números, esta es la especie número 363 que compartimos en el blog, y una de las dos especies de la familia Momotidae que habitan la Argentina.
Esta familia está integrada por aves selváticas con largas colas a menudo terminadas en raquetas en las puntas de las timoneras centrales debido a que la propia ave extrae ciertas barbas del raquis de las plumas, esta característica se muestra solamente en algunos individuos ya que este embellecimiento no lo tienen todas las aves de la familia.
Tienen el pico grande, robusto, y con el borde cortante y aserrado; son cabezones, de cuello corto y cuerpo elongado, las patas son cortas y los pies pequeños, con tres dedos hacia adelante y dos hacia atrás.
Tienen las alas cortas y redondeadas adaptadas para el vuelo entre la vegetación; verlos volar entre lo espeso de la selva sorprende por la agilidad con la que lo hacen, mas si tenemos en cuenta de que es un ave de tamaño relativamente grande, que en el Yeruvá alcanza los 44 centímetros de longitud.
Ambos sexos son similares, de coloración muy atractiva dominada por el verde, combinando este con el rufo, el negro y el azul ( en el Burgo).

Son aves esquivas y muy difíciles de ver, perchan entre el follaje a baja o a mediana altura permaneciendo inmóviles durante largos períodos; cuando se sienten amenazados mueven su cola de lado a lado como un péndulo. Solo vuelan cortas distancias de ser necesario, son solitarios aunque a veces se los observa en parejas.
Siempre su presencia está indicada por sus voces, son sonidos huecos y profundos que suelen escucharse al amanecer o al atardecer.
Cantan a dúo aveces durante el cortejo o en sus encuentros; cada individuo caza generalmente solo pero manteniendo el contacto con los demás mediante las vocalizaciones.

Su alimento consiste en escarabajos, alguaciles, mariposas y otros artrópodos, además de pequeños vertebrados como ranas, lagartijas y también pichones de aves mas pequeñas.
Suelen atrapar su alimento en el suelo, y de dicha manera fue que comenzó el registro de este individuo que pude fotografiar durante Febrero en el Paraje Perito Moreno ( El Soberbio- Misiones ).
Mientras estaba fotografiando a una pareja de Chacurú chico pude ver como voló frente mío a unos 5 metros de distancia para posarse en el sendero, al verme, de manera automática dejó el insecto en el suelo para posarse nuevamente hacia mi izquierda, y confieso que si el Yeruvá no hubiese volado, no lo hubiese podido encontrar.
Habían muchos en este pequeño sector de selva ribereña en la costa del Río Uruguay, y me alegró de sobremanera el hecho de poder lograr fotografiarlo luego de tantas infructuosas búsquedas en distintos lugares de mi provincia.
En la siguiente foto lo pueden ver moviendo su larga cola al establecer contacto visual conmigo, yo apenas pude acercarme un metro, decidí no moverme porque habían muchas ramas secas en el suelo y si rompía una al caminar sobre ella solo lograría que el Yeruvá se asuste.



También se sabe que al igual que el Batará, sigue a las hormigas legionarias para poder atrapar pequeñas presas que huyen de ellas, suele consumir frutas por lo que también es un útil dispersor de semillas en la selva.
Son aves que nidifican en cuevas de hasta dos metros de longitud, son excavadas por ambos sexos en barrancas durante un largo período de tiempo, generalmente en época lluviosa (porque la tierra está blanda). Ambos sexos comparten la nidificación, la cual dura entre 17 a 21 días, los pichones abandonan el nido luego de 30 días luciendo ya el plumaje del adulto.
La familia Momotidae es exclusivamente neotropical y está integrada por 9 especies, 5 de las cuales están en Sudamérica.
El Yeruvá es de coloración verde en la mayor parte del cuerpo, tiene la boina de color rufo con una banda ventrar de color rufo-canela, una máscara de color negro en la cabeza, a menudo muestra un par de gotas pectorales de color negro, y las timoneras presentan reflejos azulados en algunas plumas.
Habita selvas en galería y pluviales únicamente en la Provincia de Misiones (Para la Argentina).

Mapa de distribución en América del Sur
© 2007 NatureServe, 1101 Wilson Boulevard, 15th Floor, Arlington Virginia 22209, U.S.A. All Rights Reserved. Each document delivered from this server or web site may contain other proprietary notices and copyright information relating to that document. The following citation should be used in any published materials which reference the web site
InfoNatura: Animals and Ecosystems of Latin America [web application]. 2007. Version 5.0 . Arlington, Virginia (USA): NatureServe. Available: http://www.natureserve.org/infonatura. (Accessed: Mar. 21, 2014 ).




Video filmado en el lugar en el que tomé las fotografías; ese fue el primer registro de la mañana en las primeras horas del día; las fotos son posteriores.


Descripción extraída de : Guía de campo Collins "Aves de Sudamérica" no passeriformes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario