Nosotros salimos, nos mojamos, nos embarramos y nos maravillamos con lo que vemos.
Por este medio compartimos nuestras vivencias para que ustedes conozcan, porque " Solo preserva quién conoce"


Muchas especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción en todo el Planeta, debido a la reducción de sus habitats y al tráfico y tenencia como mascotas.
No las captures disfruta de observarlas en libertad, cuida, preserva, respeta la naturaleza, planta un árbol.
Tus hijos te lo agradecerán.

23 may. 2017

Pelícano pardo (Brown Pelican) Pelecanus occidentalis

Durante mi viaje a Cuba tuve la suerte de poder observar y fotografiar durante todos los días que estuve en Varadero al Pelícano pardo, una de las aves que tenía ganas de conocer y no me defraudó para nada. Lo podía ver todos los días sobrevolando el mar y en ocasiones zonas aledañas demostrando toda su destreza para el vuelo; siempre lo hacía en contra del viento rozando la superficie del agua con los extremos de sus alas, un auténtico espectáculo para el observador de aves que lo disfruta por vez primera.



El pelícano pardo (Pelecanus occidentalis) es una especie de ave pelecaniforme de la familia Pelecanidae que se encuentra en América desde el sur de los Estados Unidos (es el ave símbolo de Luisiana) hasta la Amazonia.
Es un ave oscura y pesada. Los sexos son similares en el color del plumaje; ambos cuentan con un largo de entre 114 a 137 cm. La característica más llamativa es que tiene suspendida de la mitad inferior de su pico una enorme bolsa de piel desnuda, de un volumen de unos 11 litros, dos o tres veces mayor que su propio estómago. A esta bolsa la emplea para pescar, dejando que el agua drene por los bordes antes de tragar los peces. Estos no los lleva en la bolsa, lo hace en la garganta o en el esófago. También la bolsa desplegada le permite enfriar su sangre bajo un intenso calor.
Durante la época reproductiva, la cabeza es blanca con un lavado de color amarillo pálido en la corona y una cresta nucal castaña; el largo pico gris ostenta un tinte rosáceo; el cuello dorsal, todo el resto del dorso, la rabadilla, y la cola están veteados de gris y pardo oscuro; el pecho y el vientre son de color marrón negruzco; los ojos son de color amarillo pálido y la piel a su alrededor es rojiza; las patas y pies son de color negro, con membrana interdigital, la cual une los cuatro dedos. Fuera de la época de reproducción toda la cabeza y el cuello es blanco; y el pico gris.
Los inmaduros tienen el cuello pardo y las partes inferiores blancas.
Esta subespecie nidifica en las islas del mar Caribe, por el sur hasta el sur de Venezuela. Fuera de la temporada reproductiva migra en pequeños grupos hacia el sur, llegando en Brasil regularmente a la boca del río Amazonas, remontándolo a veces hasta los ríos Tapajós y Branco. Ocasionalmente llega a las costas de la ciudad de Río de Janeiro, siendo más al sur sólo una especie vagante, con un registro extremo en la margen derecha del Río de la Plata.
Evolutivamente, el río Amazonas ha resultado una barrera ecológica para que la subespecie no habite las costas brasileñas, las que cuentan con hábitats ideales para sus requerimientos.
Al norte de su área de nidificación, en las costas del océano Atlántico de Norteamérica, habita una subespecie similar: el pelícano pardo de Carolina (Pelecanus occidentalis carolinensis).



Este pelícano se alimenta sobre todo de pescado, que captura en las aguas marinas cercanas a la costa, pues rara vez se lo ve extraviado lejos de ellas. Para capturar los peces utiliza su enorme bolsa a modo de red, dejando que el agua drene por los bordes antes de tragar la pesca así obtenida. También emplea otra técnica: se zambulle desde alturas de hasta 10 m. No se sumergen. Acude a los botes pesqueros en busca de desperdicios y desechos, además de emplearlos como sitios de descanso.
A pesar de que un adulto requiere por lo menos 1,7 kg de pescado al día, se ha demostrado que no compiten con la pesca comercial o deportiva, ya que no comen especies de peces de la misma calidad de los que se alimentan los humanos.
Nidifica en colonias. En Venezuela se han registrado colonias en el golfo de Cariaco, en La Tortuga, y en varias islas del archipiélago de Los Roques.7 Emplazan los nidos sobre árboles, arbustos, o en el suelo. Los situados en los árboles están hechos de juncos, pastos, paja, y ramas. Los nidos ubicados en el suelo están forrados con plumas y poseen un borde de tierra construida por encima del nivel suelo. Los machos seleccionan los sitios de anidación y realizan un despliegue visual para atraer a una hembra. Una vez que la pareja se forma, la communicación entre ellos es mínima. El mayor porcentaje de nidos ocurre durante marzo y abril. La hembra ovipone 2 ó 3 huevos de un color blanco tiza, de un peso de 63,5 gramos en promedio. La incubación se prolonga entre 28 a 30 días. A los nidos en el suelo, las crías los abandonan 35 días después de la eclosión; a los nidos posicionados en las copas de los árboles, las crías los abandonan de 63 a 88 días después de la eclosión, para emprender su primer vuelo. La edad de madurez sexual o reproductiva, en machos es de 730 días, y en hembras, es de 365 días.
El peso de los adultos es de 3116 gramos en promedio. Estudios sugieren que en promedio sólo el 30% de los pichones sobreviven al primer año de vida, y menos del 2% viven más de 10 años. La longevidad máxima es de 43 años.
La especie se subdivide en cinco subespecies:
Pelecanus occidentalis californicus (pelícano pardo de California). Habita en California.
Pelecanus occidentalis carolinensis (pelícano pardo de Carolina) Gmelin, 1789. Habita en las costas de océano Atlántico de Norteamérica.
Pelecanus occidentalis occidentalis (pelícano pardo del Caribe) Linnaeus, 1766. Habita en el mar Caribe.
Pelecanus occidentalis murphyi (pelícano pardo del Pacífico) Wetmore, 1945. Habita en las costas del océano Pacífico de América central hasta Ecuador.
Pelecanus occidentalis urinator (pelícano pardo de las Galápagos) Wetmore, 1945. Habita en las islas Galápagos.


Mapa de distribución en América


2 comentarios:

  1. Muy buenas fotos, un lugar que tengo pensado en un futuro no muy lejano conocer

    ResponderEliminar
  2. Gracias Hernán por comentar..... avisá y te paso todo lo que preparé yo para el viaje 😏

    ResponderEliminar