Nosotros salimos, nos mojamos, nos embarramos y nos maravillamos con lo que vemos.
Por este medio compartimos nuestras vivencias para que ustedes conozcan, porque " Solo preserva quién conoce"


Muchas especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción en todo el Planeta, debido a la reducción de sus habitats y al tráfico y tenencia como mascotas.
No las captures disfruta de observarlas en libertad, cuida, preserva, respeta la naturaleza, planta un árbol.
Tus hijos te lo agradecerán.

9 ago. 2012

Jote real (King vulture) Sarcoramphus papa

Esta entrada en particular va a romper un poco el esquema al que los tengo acostumbrados cuando presento una especie nueva para nuestros registros, se va a caracterizar por tener mucho texto y pocas fotos ya que voy a tratar de transcribir en palabras lo que vivimos en el momento exacto del avistaje.
San Sebastian de la selva tiene muchas sorpresas emplumadas para quien visite el lugar, uno nunca sabe con que se va a encontrar durante el transcurso del día en el cielo, en el suelo o en los árboles. Esta especie era uno de nuestros objetivos para este viaje y les confieso que se hizo rogar durante los cuatro días que estuvimos compartiendo el encuentro de fotógrafos, solo habíamos tenido un avistaje el día Domingo unos instantes antes del almuerzo pero no pude fotografiar al ave ya que volaba a mucha altura y la distorsión atmosférica echaba por tierra cualquier intento fotográfico; una vez terminada la sobremesa tratábamos de resignarnos por no haber podido fotografiar a un individuo de Jote real, nos despedimos de Ramón y Natalia y con toda la tristeza propia del momento iniciamos nuestro regreso hacia Posadas.
Estando aún en el camino de tierra unos metros antes de ingresar al asfalto de la Ruta 101 Willy que venía al volante revisando el sector izquierdo mientras yo me encargaba del derecho disminuye la velocidad antes del cruce de caminos, yo sentado en el lado del acompañante tenía la cámara preparada en mi regazo miraba hacia el Oeste en dirección al PP. Uruguaí ya que el mismo se encuentra del otro lado de la ruta, cielo limpio y nada de pájaros y en el mismo momento que cruza un camión por la ruta y aquí me van a perdonar por primera vez el vocabulario Willy me grita: " Bajá boludo, bajá boludo 3 o 4 veces Jote real a la izquierda y bien bajito", aclaro que al escuchar el primer "Bajá boludo" yo ya tenía la puerta abierta y una pierna afuera del auto, pero había algo que no me dejaba salir, revisé el termo del agua caliente porque lo tiré al piso con mi pierna, vuelvo a revisar el asiento y me encontré con la correa de la cámara trancada en la palanca del freno de mano y la que regula el respaldo del asiento; a todo eso Willy seguía a los gritos ""dale boludo que se va"", y yo maldiciendo en arameo hasta que logré destrabar la correa, salir del auto, apuntar para arriba, componer la toma y a Dios gracias lograr la primera foto de esta imponente especie.
Observen el detalle de las remeras primarias dobladas para tener mayor capacidad de maniobra instantes antes de realizar un cambio brusco de dirección.

Primera foto revisada de reojo en la pantalla de la cámara y mi amigo a los gritos desde el otro lado del auto y emitiendo su típica e inconfundible carcajada producto de la emoción la que solo conocen quienes se dedican a esta actividad y sienten lo mismo al momento de cumplir el objetivo de registrar una especie deseada.
Por suerte aumenta un poco el viento y el solitario Jote real realizó un viraje de 360º que no fotografié ya que el sol estaba casi enfrente nuestro y esperé hasta que pude tener algo de luz aceptable ya que son los dos colores mas difíciles para sacar fotos juntos en el mismo pájaro porque el blanco sobreexpone y el negro subexpone la toma, todo un verdadero desafío fotográfico debido a la hora y a la posición del sol.
Esta es la segunda y última foto que logré en ese inolvidable momento.

En fin, creo que les pude transmitir algo de lo que vivimos en el último instante antes de pisar asfalto; ahora voy a describir un poco a esta especie de Jote.
El Jote real es el único miembro superviviente del género Sarcoramphuses el mayor de las 4 especies que habitan la Argentina, tiene 2 metros de envergadura y una longitud corporal de casi un metro; tiene una coloración llamativa que lo hace inconfundible, este auténtico Cóndor de la selva es conocido por los Guaraníes como "Yrivú-ruvichá" (cuervo jefe).
Tiene la cabeza muy colorida con el cuello y la carúncula (Carnosidad sobre la cabeza) anaranjados, el iris es de color blanco y el cuello termina en un collar de color plomizo que contrasta con el blanco cremoso de la espalda y vientre.
Tiene las remeras y la cola de color negro mostrando un inconfundible diseño en vuelo, el juvenil es negruzco y es fácil confundirlo por su tamaño con el Jote cabeza negra; por su tamaño, desplaza a las especies de buitres americanos más pequeñas cuando se encuentran cerca de un cadáver, puede vivir hasta 30 años en cautiverio. habita selvas, sabanas,bosques y áreas selváticas en el Norte de la Argentina.

Mapa de distribución en América
Créditos: MedlinePlus Datos proporcionados por NatureServe en colaboración con Robert Ridgely, James Zook, The Nature Conservancy - Programa de Aves Migratorias, Conservación Internacional - OEC, World Wildlife Fund - EE.UU., Canadá y Medio Ambiente - WILDSPACE.

Estas aves no vocalizan así que termino la entrada pidiendo perdón por el vocabulario que empleé al comienzo, la idea fue transmitirles un poco de lo que nos ocurrió en el momento exacto en el que avistamos y fotografiamos al Jote real.
Saludos!!!!