Nosotros salimos, nos mojamos, nos embarramos y nos maravillamos con lo que vemos.
Por este medio compartimos nuestras vivencias para que ustedes conozcan, porque " Solo preserva quién conoce"


Muchas especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción en todo el Planeta, debido a la reducción de sus habitats y al tráfico y tenencia como mascotas.
No las captures disfruta de observarlas en libertad, cuida, preserva, respeta la naturaleza, planta un árbol.
Tus hijos te lo agradecerán.

18 feb. 2013

Visita a la Unidad de conservación Cambyretá

Casi se cumplieron dos años desde aquel mes de junio de 2011 cuando en la Feria de aves y fauna silvestre del NEA en la Colonia Carlos Pellegrini llegó a nuestras manos un folleto del "Portal Cambyretá, Esteros del Iberá" y nos propusimos en aquel momento ir a conocer este lugar. Muchos fueron los motivos que nos imposibilitaron poder viajar hasta Cambyretá, principalmente el estado del tiempo, ya que para poder ingresar con nuestros vehículos necesitamos buen tiempo durante mas de una semana para que estos caminos sean amigables ya que no contamos con los medios adecuados para este tipo de travesías que se realizan habitualmente con camionetas de doble tracción.
Coincidiendo con nuestras vacaciones de verano, y con la escasez de lluvias durante el mes de Enero, el día 30 de Enero partimos bien temprano desde Posadas hacia Ituzaingó Corrientes para ingresar al camino que conduce a Cambyretá al amanecer.



Los primeros kilómetros fueron muy intimidantes, en mas de una oportunidad detuvimos la marcha y se nos cruzó por nuestras cabezas regresar al asfalto ya que en la primera parte del camino hay mucho tránsito de camiones que extraen madera de las plantaciones de pinos y eucaliptus, el camino está muy dañado y las profundas huellas en la arena se tornaban en un obstáculo complicado de cruzar para un vehículo de tracción simple y de transmisión automático. El rocío nocturno humedeció la arena, y el sonido que provenía de los discos de freno del auto nos hizo pensar ... ¿Será que pasamos????.
Por suerte a los pocos kilómetros en camino se nivela bastante y las huellas de camiones son reemplazadas por abundante bosta de vacas, pero esta última sale lavando el auto y no nos arrepentimos de seguir el camino ya que hacía mucho tiempo que no disfrutábamos de tanta actividad de aves.

Voy a aclarar antes de seguir con la presente entrada que la mayoría de la información que voy a presentarles ha sido extraída del folleto preparado por la Fundación CLT (The conservation land Trust), el municipio de Ituzaingó y la Dirección de Parques y Reservas de la Provincia de Corrientes.

¿Qué es Cambyretá?
Cambyretá es el Portal Norte de Acceso a los Esteros de Iberá, se encuentra ubicado en tierras privadas de CLT, que están abiertas a todos los visitantes para el disfrute y el contacto con la naturaleza, para promover el desarrollo eco-turístico de la región, la protección de la naturaleza y la cultura correntina y mejorar nuestro conocimiento de las riquezas naturales de la Argentina; este lugar cuenta con una sección de guardaparques provincial.

Acceso.
El camino de acceso se encuentra sobre la Ruta Nacional 12 a 15 kilómetros de Ituzaingó y a 8 km. de Villa Olivari, es un camino de tierra y arena que recorre 29 kilómetros hasta llegar a la zona de picnic y senderos. Durante el trayecto hay que atravesar 6 tranqueras o guardaganados, este camino es en si parte importante del paseo, presten atención, porque podrán observar abundante cantidad de aves y mamíferos desde la ventanilla de sus vehículos. No hay prooveduría ni venta de combustible y la señal de celular es intermitente a lo largo del recorrido y casi inexistente en Cambyretá. La seccional de guardaparques se encuentra 7 kilómetros antes de llegar al área de senderos y es conveniente ingresar allí primero para anunciar su visita.
Tanto en este portal como en los otros que sirven de acceso al Iberá, se realizó un comodato con la Provincia de Corrientes para ceder las casas donde viven los guardaparques, y sean ellos los encargados de recibir a los visitantes y sean ellos quienes los guíen.
Una vez que llegamos a este lugar pudimos conocer y charlar un rato con Marcelo Blanco, quien nos entregó folletería y una lista de aves del Iberá.

Este es el mapa con las distancias desde la ruta 12 y entre tranqueras.


En Cambyretá, como en gran parte del Iberá sobreviven numerosas especies de animales silvestres que en otras partes de la Argentina se encuentran el peligro o son muy raras; en este lugar se podrán observar fauna de sorprendente mansedumbre aventurándose a pie por los senderos y en mas de una oportunidad deberán pedir permiso a los Carpinchos para poder pasar por su territorio. Desde que se abrió este portal y se terminó la caza furtiva, los animales lentamente vuelven a ocupar su espacio propio.
A diferencia con los otros portales del Iberá en los que se realiza navegación con embarcaciones en Cambyretá no hay lagunas, pero esto no constituye un impedimento ya que les aseguro que con todo lo que pudimos fotografiar regresamos muy satisfechos y con muchas ganas de regresar mas adelante.

No será un 4x4 pero el Aveo nos llevó hasta el Iberá.


Sinceramente hacía mucho tiempo que no registrábamos tantas especies de aves durante una salida de campo, a los pocos metros de abandonar el asfalto ya comenzamos a observar abundante variedad y cantidad de aves zancudas a los costados del auto en los primeros espejos de agua que podíamos observar, las elegantes Cigüeñas parecían acompañar el auto volando a la par nuestra, estoy en condiciones de decir que me cansé de fotografiar Cigüeñas, Garzas, y Tuyuyúes durante la media jornada que estuvimos en el lugar, la lista total de especies de aves registradas fue de 84 especies.
A lo largo de todo el recorrido y en cada uno de los montecitos que pueden explorarse caminando podrán descubrir yacarés asoleándose, manadas de carpinchos pastando plácidamente al costado del camino y también monos en la parte alta de los árboles.







Toda la zona está siendo preparada para que en los próximos 3 años puedan aprovecharse todas las actividades al máximo potencial; en una primera etapa se construyó la seccional del guardaparque para asegurar el contro de la caza y el paulatino amansamiento de los animales, también se demarcaron senderos de interpretación y un sendero vehicular elevado para safaris fotográficos.
En el futuro está previsto la construcción de un camping con baños públicos y miradores con pasarelas para adentrarse al estero y también extender la red de caminos para ampliar las posibilidades de recorrido de los safaris.

Willy en uno de los senderos.


A punto de abrir una tranquera.


En ese árbol me detuve unos minutos para fotografiar a dos Monjitas, una gris y una blanca.

En las 22.000 hectáres que constituyen la Unidad de Conservación Cambyretá se están realizando trabajos de restauración para que la naturaleza vuelva a recuperar sus características; para ello se retiraron las vacas y los caballos para hacer lugar a un mayor número de herbívoros autóctonos, se levantaron los alambrados para facilitar la circulación de fauna y también se realizan quemas de pastizales en parche para evitar que se propaguen los incendios y también se está trabajando para la reinserción de la especies extintas del Iberá.
Imagen habitual de observar antes de cruzar la 5ta tranquera y llegar a cambyertá.



Willy revisando las fotos de una sesión con un Gavilán planeador.


¿Como descubrir y ayudar a la naturaleza del Iberá?

Visiten y recorran todos los senderos, aprendiendo y disfrutando de sus plantas y animales.

Traten de no acercarse demasiado a los animales para que cada vez sean menos temerosos del hombre y por vuestra seguridad.

No dejen basura, y si encuentran algún residuo recójanlo y llévenlo con ustedes hasta poder depositarlo en un tacho.

Si encuentran algún daño durante su recorrida en las instalaciones avisen en la seccional de guardaparques para que sean reparados antes de que se agraven.

Hablen con sus amigos de los buenos momentos vividos en la reserva, y sobre la importancia de conservar la naturaleza.

Inviten a todos a que conozcan el Iberá !!!

Anímense a abandonar el asfalto para internarse en paisajes de antaño, donde el tiempo discurre lentamente, donde las distancias se cuentan no por kilómetros sino por tranqueras a cruzar, donde el entorno se amiga con el observador y le regala sensaciones, vivencias, imágenes para conservar; donde la paz invade e invita a la contemplación; no hace falta mucho, solamente caminar atento, disfrutando y en silencio.
Les garantizamos el mejor acercamiento a la naturaleza, y tal vez sean agraciados con un encuentro como este, caminando a la par de un Ciervo de los pantanos.



Este cruce de miradas es algo que me voy a recordar por mucho tiempo.