Nosotros salimos, nos mojamos, nos embarramos y nos maravillamos con lo que vemos.
Por este medio compartimos nuestras vivencias para que ustedes conozcan, porque " Solo preserva quién conoce"


Muchas especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción en todo el Planeta, debido a la reducción de sus habitats y al tráfico y tenencia como mascotas.
No las captures disfruta de observarlas en libertad, cuida, preserva, respeta la naturaleza, planta un árbol.
Tus hijos te lo agradecerán.

11 mar. 2011

Ñandú (Greater rhea) Rhea americana

El Ñandú fue, junto con los Pumas, venados y Guanacos, conspicuo representante de la fauna pampeana.
Hoy se lo puede hallar aún en grandes estancias, desde el norte de la Patagonia, donde cede su lugar a la raza austral del choique o avestruz petiso, este sí en libertad por toda la meseta.
Los altos pastizales pampeanos, que fueron refugio del Ñandú, han desaparecido y este solo subsiste por su adaptación a los campos cultivados.
La explotación comercial mediante la extracción de sus suaves plumas quizás lo salve de la extinción.

De Chaco y espinal

El Ñandú es inconfundible por su enorme tamaño, en estado adulto llega a medir 1,50 metros de altura, las patas son largas al igual que el cuello, la cabeza es pequeña.
Sus alas y su cola carecen de las plumas rígidas de la mayoría de las aves; su coloración los disimula en el ambiente, el color predominante es el gris.
Son aves corredoras por excelencia, incapaces de volar, suelen andar en grupos compuestos por un macho y muchas hembras y jóvenes.

De Chaco y espinal

Por siglos mantuvieron una población, que la caza con boleadoras de los indígenas no mermó. Luego la introducción del caballo fue un nuevo desafío a su velocidad de la que es capaz en plena carrera, pero alambrados y armas de fuego fueron enemigos demasiado poderosos.
Son omnívoros, no desprecian plantas, frutos, semillas, insectos ni pequeños vertebrados.
Para mejorar su digestión suelen ingerir piedritas u objetos de uso humano, por lo que son muchas las anécdotas sobre el Ñandú cuando es semidoméstico.

De Chaco y espinal

La nidificación es un atractivo aspecto de su conducta. El macho es polígamo, y se aparea con cuanta hembra halle.
Estas ponen sus grandes huevos, en ocasiones hasta treinta, lustrosos y de color crema, suelen medir 14x10 centímetros.
Los ponen en una depresión del terreno acondicionada por el macho que luego se encarga de la incubación.
Al nacer los "Charabones" o "Charitos" quedan bajo el cuidado y la custodia del macho y su posterior crianza.

De Chaco y espinal

Como se dijo al principio, los únicos dos representantes de la familia Rheidae en América, están presentes en Argentina.

De Chaco y espinal

Mapa de distribución en América del Sur
De mapas
Copyright-Avibase (The world bird database)

Lugares de avistajes en la Provincia de Corrientes y Misiones
De mapas

Voz del Ñandú

Pablo culasso / www.xeno-canto.org


El texto de esta entrada corresponde al libro "Aves Argentinas" ( Tito Narosky/Marcelo ruda Vega)

Las fotografías las tomé en la localidad correntina de San Cosme el día 13/02/2011