Muchas especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción en todo el Planeta, debido a la reducción de sus habitats y al tráfico y tenencia como mascotas.
No las captures disfruta de observarlas en libertad, cuida, preserva, respeta la naturaleza, planta un árbol.
Tus hijos te lo agradecerán.

6 may. 2012

Cacería fotográfica en Nemesio Parma

Es sábado 28 de Abril, el despertador suena más temprano aún que el resto de la semana, pero el ánimo es distinto, ya que anuncia la ansiada salida de campo entre amigos. Todo quedó preparado la noche anterior, solo resta calentar el agua, preparar el mate y reunir al grupo, una vez juntos todo es jolgorio, parecemos tres adolescentes en una salida nocturna, sin embargo el objetivo es ir al encuentro de la naturaleza, ese encuentro que tanto bien nos hace, al intelecto, al espíritu, al alma… Sin lugar a dudas, resulta una actividad más cercana a una terapia grupal que a una salida científica (que lejos está de serlo). Los primeros kilómetros nos traen el mal trago de las primeras gotas y una nubes cargadas que parecen dispuestas a echar por tierra nuestra salida, sin embargo, nos resistimos, estacionamos al costado de la ruta a matear un rato y a esperar que el clima de una tregua, la cual parece no llegar, por lo tanto, con un dejo de resignación y mucha expresiones irrepetibles decidimos regresar. Llegando a Posadas notamos que la lluvia todavía no se hacía presente por lo tanto marcamos nuevo destino, Nemesio Parma, como para salvar de alguna manera la mañana, en buena hora, ya que la mañana nos tenía reservadas un par de buena sorpresas…
Una vez en el lugar, terminamos el segundo termo de mate y nos dispusimos a comenzar nuestra tarea, de pronto todo el jolgorio y el clima distendido del grupo da lugar a la seriedad, al silencio y a la observación de la naturaleza, somos de pronto un grupo de ornitófilos dedicados a su pasión. Todos los sentidos atentos a la menor señal de algún ave, las expectativas son grandes, sin embargo lo que nos esperaba superaba toda previsión, en un momento Marcelo da la señal de alerta y allí estaba, perchando sobre una ramita seca, era una hembra de Lavandera, como controlar la ansiedad en ese momento y setear la cámara para registrar fotográficamente tan magnífica especie, con condiciones de luz horribles ya que eran las primeras horas de luz del día y estaba muy nublado. Avistajes como estos vienen a corroborar lo que el grupo humildemente viene sosteniendo hace ya algún tiempo, que la avifauna de la provincia se encuentra en una dinámica propia de una etapa transicional en cuanto a la distribución de especies, resultado seguramente de la modificación de los ambientes locales y circundantes que se dan a pasos agigantados en los últimos años.
De pronto la lluvia se volvió a hacer presente y emprendimos el regreso al auto mientras resguardábamos nuestros equipos del agua bajo nuestras prendas de vestir, a pasos acelerados, entre los pastizales altos del lugar, nos acercábamos a nuestro vehículo cuando de pronto, la segunda sorpresa de la mañana, esta vez no era ninguna especie de ave, sino dos jóvenes caballos que se habían acercado al auto y saciaban su sed lamiendo las chapas de éste, la verdad que una situación por lo menos curiosa.
Muestro ahora algunas fotos obtenidas durante esta lluviosa mañana.

Willy en el pastizal


Picabuey en acción






Practicando algunas tomas en blanco y negro con los caballos.


Caballos saciando la sed.


Otra imagen de la hembra de Lavandera que registramos por primera vez este Sábado (28-04)


Ahora les muestro con esta imagen satelital el lugar en particular al cual le estamos dedicando nuestras salidas de campo.



Este pequeño pastizal costero se encuentra ubicado a la derecha y al final del camino en la entrada del nuevo puerto de Posadas, creo que no tiene mayor superficie que 10 hectáreas, pero la abundante variedad de especies de aves lo vuelve muy interesante para practicar nuestra actividad, durante las primeras horas de luz del día registramos en promedio unas 54 especies de aves por jornada, solamente de 7 a 9 de la mañana, la variedad de ambientes hace que puedan observarse especies de ambientes acuáticos y especies de pastizal.
Al final de la línea roja marqué con una X del mismo color el lugar en donde comienzan nuestras caminatas, se puede caminar bordeando la costa y aproximadamente se recorren 280 metros hasta que la altura de la vegetación lo permite.
Como este día llovía de manera intermitente decidimos recorrer en auto los caminos de este paraja, así que partimos del puerto y seguimos unas horas mas fotografiando desde el auto.

Carpintero campestre


Horneros trabajando


Todo camino termina en alguna parte y el lugar en el que termina este en particular nos hace ver la cruel realidad, pueden apreciar el "Efecto Yacyretá" en estas dos fotos.





1 comentario:

  1. robertofgenesini@gmail.com6 de mayo de 2012, 21:52

    Quedó una entrada fantástica, me encantó, y además me parece que le da el marco digno para presentar la fauna del lugar que es realmente interesante, y "acá nomas todo"!!!

    ResponderEliminar