Nosotros salimos, nos mojamos, nos embarramos y nos maravillamos con lo que vemos.
Por este medio compartimos nuestras vivencias para que ustedes conozcan, porque " Solo preserva quién conoce"


Muchas especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción en todo el Planeta, debido a la reducción de sus habitats y al tráfico y tenencia como mascotas.
No las captures disfruta de observarlas en libertad, cuida, preserva, respeta la naturaleza, planta un árbol.
Tus hijos te lo agradecerán.

28 abr. 2012

La sorpresa de un día gris

Para el día de hoy habíamos decidido salir a recorrer la Ruta Provincial nº 41 de Corrientes desde el cruce con la Ruta nac. 12 teniendo en cuenta que el pronóstico aseguraba algunas lluvias recién para las horas de la tarde, como es bien sabido es imposible predecir el clima pero como estuvieron acertando casi toda la semana salimos de Posadas a las 5 y media de la mañana hacia nuestro supuesto destino. Grande fue nuestra sorpresa cuando unos kilómetros antes del límite interprovincial un fuerte aguacero acompañado de relámpagos hizo que nos estacionemos en la banquina a esperar un poco antes de seguir viaje, como seguía cayendo agua sin parar durante casi media hora dimos vuelta y mientras estábamos llegando a la zona del aeropuerto de Posadas observamos que el piso estaba seco y la lluvia no había llegado todavía por lo que decidimos ir hasta la zona del nuevo puerto de Posadas, tomamos un termo mas de mate hasta que aclaró un poco y para las 7 y media de la mañana estábamos caminando en el pastizal que bordea el arroyo que está aguas arriba del puerto ( el lugar lo pueden ver en la foto de la portada del blog).
Avanzamos unos 300 metros campo adentro y llegamos a un brazo del arroyo donde las Tacuaritas azules, los arañeros y cardenillas se movían entre los arbustos de la costa y mientras Willy estaba concentrado con los arañeros me llamó la atención ver volando una panza de color blanco, como pude seguirla hasta ubicar el lugar donde se posó grande fue mi sorpresa cuando en el visor de la cámara observo a una hembra de Lavandera posada a menos de 5 metros mío.



Cambiando la composición aprovechando que la Lavandera giró su cuerpo y miró hacia la izquierda.



Todavía no terminaba de reponerme de esta sorpresa y observo a otra hembra volando enfrente mío y también alcanzo a fotografiarla cuando se posa a mi izquierda.



Estas dos hembras permanecieron unos minutos moviéndose entre nosotros tres pudiendo lograr otras fotografías con distintos posaderos.





Desgraciadamente había comenzado a llover nuevamente y debimos regresar al auto ya que el frío que hacía no daba como para quedarse en el lugar a mojarse pero era casi seguro que en cuestión de minutos también aparecía el macho, este quedará para una próxima salida al lugar, la verdad que está para dedicarle varias sesiones de fotos ya que si encontramos a este pequeño tiránido tan cerca de nuestras casas es casi seguro que podremos obtener imágenes de bichitos interesantes en la costa de este arroyo, es cuestión de aprovechar este fin de semana largo ni bien mejore un poco el clima.